Dieta pre liposucción

PREPÁRATE PARA TU LIPOSUCCIÓN ALIMENTÁNDOTE ADECUADAMENTE

Si planeas realizarte una liposucción, debes preparar a tu organismo por lo menos uno o dos meses antes de la cirugía, mediante una alimentación adecuada, la cuál será clave a la hora de optimizar la respuesta de tu cuerpo frente a este procedimiento quirúrgico.La hidratación, el fortalecimiento del sistema inmunológico, el equilibrio de electrolitos para brindarle una condición apropiada a los músculos, los nervios, las células de la sangre y los huesos es posible con una nutrición apropiada, que además mejorará las condiciones de coagulación y disminuirá la posibilidad de que desarrolles hematomas tras la operación.

Dieta pre liposucción

Con base en la dieta que expone el Dr. Leon Forrester Tcheupdjian, en su libro “Liposuction: New Hope For A New Figure Through The Art Of Body Contouring”, queremos recomendarte que consumas una serie de nutrientes indicados para la etapa preoperatoria de una cirugía de liposucción.

Recuerda que el principal objetivo de la dieta, basada en el consumo de las siguientes sustancias, es preparar al cuerpo para enfrentar el estrés producido por la cirugía, el cual puede aumentar la necesidad de consumir ciertas vitaminas y minerales que ayudarán a evitar la afectación del sistema inmunológico, la aparición de la fatiga y el retraso en los procesos de curación.

Que tipos de nutrientes se deben consumir antes de una lipo?

El hierro, zinc, vitamina C y todas las vitaminas del grupo B son considerados como nutrientes anti-estrés. Veamos algunas de sus propiedades y sus beneficios para el organismo:

Hierro: es necesario para la producción de glóbulos rojos, la prevención de la fatiga y de la anemia por deficiencia de hierro. También es apropiado para lograr el buen tono de la piel.

Alimentos que contienen Hierro: tomillo, eneldo, orégano seco, laurel, legumbres secas, frutas deshidratadas, huevo, hígado de pollo y de res, carne roja y magra, carne de aves, salmón, atún y granos enteros, entre otros.

Vitamina C: acelera el proceso de curación y de cicatrización, especialmente de los pequeños vasos sanguíneos. Es un antioxidante, por lo que ayuda al cuerpo a eliminar toxinas. La vitamina C también combate infecciones bacterianas y protege al organismo contra los efectos de las alergias. Esta sustancia es necesaria para la formación y reparación del colágeno y además disminuye la incidencia de coágulos de sangre en las venas.

Alimentos que contienen Vitamina C: fresas, papaya, kiwi, naranja, mango, pimiento crudo rojo o verde, brócoli, col rizada, aguacate y alcachofa, entre otros.

Zinc: favorece el tiempo de curación de las heridas internas y externas, promoviendo el crecimiento y reparación de tejidos. Disminuye la velocidad en la que se deposita el colesterol en el organismo y mejora el funcionamiento del metabolismo para la quema de grasas.

Alimentos que contienen Zinc: semillas de ajonjolí, germen de trigo, garbanzos, frijol blanco y rojo, espinaca, cacahuates, linaza y arroz integral, entre otros.

Complejo B: promueve la reparación de tejidos. Mantiene el funcionamiento del sistema nervioso en óptimas condiciones, ayudando a aliviar el dolor de forma natural. El complejo B también es recomendado para disminuir la depresión y la ansiedad. Promueve la salud de la piel, de las uñas y los vasos sanguíneos. Estas sustancias además mejoran la circulación de líquidos, disminuyendo la retención de los mismos.

Alimentos que contienen Complejo B: vegetales de hoja verde, legumbres, maíz dulce, arroz integral, leche, guisantes, tubérculos y patatas, entre otros.

Ejemplo de menú dieta pre – liposucción

La alimentación debe ser muy balanceada y la cocción de los alimentos, para no destruir sus nutrientes, debe ser al vapor, a la plancha o a la parrilla.
Desayuno: cereal integral rico en fibra, con leche descremada, fruta, huevo cocido y un par de tajadas de pan tostado.

Almuerzo: verduras y patatas al vapor, pechuga de pollo o de pavo a la plancha.

Cena: ensalada de vegetales, carne de res magra asada o atún.
Snacks: queso, yogur, barra de granola o fruta.

Qué hacer y qué No hacer?

Lo que no debes hacer

Beber alcohol: evita las bebidas alcohólicas, si bebes, entonces tómate como mínimo una copa de vino o de cerveza de vez en cuando. Recuerda que no debes beber ni una gota de alcohol, al menos 24 horas antes de la cirugía.
Fumar: el consumo de tabaco, además de ser perjudicial para tu salud, incide en el funcionamiento normal de los pulmones y aumenta el riesgo de accidentes cardiovasculares, además de dificultar el proceso de cicatrización postoperatorio.
Consumir medicamentos con las siguientes características: aquellos que contengan aspirina o sustancias antiinflamatorias.
Tomar pastillas de ajo: evítalas al máximo, antes de la cirugía, pues ayudan a diluir la sangre y provocan moretones en exceso.

 

Lo que debes hacer

Consumir granos y leguminosas.
Tomar leche descremada, por lo menos un vaso de esta bebida al día.
Comer carne de res, ave o pescado, por lo menos ¼ de libra al día.
Consumir otras vitaminas: vitamina A, ácido fólico, biotina, vitamina D , vitamina K, Vitamina E.
Consumir minerales: calcio, cromo, cobre, flúor, yodo, hierro, magnesio, fósforo, potasio, selenio.Sigue estas recomendaciones y las indicaciones preoperatorias de tu cirujano plástico, de los cuidados que tengas antes de la cirugía de liposucción, también dependerán los resultados y la recuperación de este procedimiento. ¡Recuerda que belleza y salud van de la mano!